Categoría: Declaraciones y convocatorias

Once años de Campaña ¡Cuidado! el machismo mata: Una vida libre de violencia es posible

Hace ya once años iniciamos la campaña ¡Cuidado! El machismo mata, donde a través de una propuesta gráfica y política, nuestros carteles amarillos con negro comenzaron a esparcirse por todo el territorio nacional

Siempre guiadas por la intención de trabajar y fortalecer las redes de mujeres, comenzamos a crear afiches de manera colectiva, buscando con ellos evidenciar que el machismo no son costumbres pintorescas, sino un patrón que, con el hombre heterosexual al centro, se ha encargado de naturalizar la violencia física, psicológica y simbólica hacia las mujeres.

Cuando decimos que el machismo mata, no solo nos referimos a los femicidios, la manifestación más extrema de violencia. Creemos que el machismo mata cuando un sistema educacional sexista anula a las mujeres de la historia o limita con estereotipos y prejuicios las ansias de las niñas de aproximarse al conocimiento. El machismo mata cuando nos acosan en las calles, en las universidades, en el trabajo, cuando nos agreden sexualmente, incluso en nuestro entorno más íntimo. El machismo mata cada vez que un agresor de mujeres toma decisiones por nosotras al acceder a un cargo público. El machismo mata cada vez que una mujer es vista sólo como un útero por parlamentarios que nos niegan el acceso a un aborto libre. Y mata, con mucho dolor, cada vez que una niña violada es obligada a parir.

Para explicar que vivimos en una cultura que nos violenta, solo basta con mirar las cifras: Desde que comenzamos esta campaña ya van mas de 500 mujeres que han sido asesinadas por femicidio, a la fecha 39 hombres han asesinado a 39 mujeres. Al menos una mujer muere a la semana en manos de un femícida y para el poder judicial, que te rompan el cráneo, te saquen los ojos y te dejen tirada al intemperie, no es un intento de femicidio.

Nuestro llamado es a cuestionar este sistema. A abortar el sistema patriarcal, reflexionando y actuando de forma colectiva. Porque tenemos la convicción de que esta cultura patriarcal, injusta y dolorosa es ante todo, modificable, escogimos como una de las consignas durante esta campaña la frase ¡No más patriarcado! apuntando al cambio estructural por el que luchamos.

Por eso, en estos once años de campaña ¡Cuidado! el machismo mata hemos buscado visibilizar las distintas manifestaciones de violencia, poniendo ojo en nuestra vida cotidiana. Eso nos ha permitido comprender que la violencia es transversal y estructural: está en la esfera pública y privada, afecta a todas las clases sociales, edades, culturas y etnias, es decir, afecta a todas las mujeres y mantiene un orden social injusto. Se trata de un continuo de violencia arraigado en la cultura.

Como dijeron nuestras compañeras feministas al luchar contra la dictadura: Somos más. Cada vez somos más, y con esa convicción buscamos lograr que todas y cada una de las mujeres sean capaces de identificar la violencia, repudiarla y denunciarla. Nuestra acción política enfrenta al machismo, repudia el silencio cómplice y la impunidad, promueve la organización y articulación de las mujeres como la forma más efectiva de movilizarnos frente al patriarcado.

Llevamos once años de campaña, once años creando conciencia a partir de la convicción de que una vida libre de violencia es posible. No estamos solas, somos miles las que estamos ALERTA una y otra vez, y todas las veces que sea necesario: por eso seguiremos diciendo ¡Cuidado! el machismo mata.

Por Nabila y por todas: Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres convoca a marcha en repudio a la violencia estatal

Martes 18 de julio. La penalización del aborto, la rebaja a la condena de Mauricio Ortega, parir rodeada de gendarmes y engrillada como se vio obligada a hacerlo la comunera mapuche Lorenza Cayuhán son algunos ejemplos de violencia estatal hacia las mujeres. La Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres convoca a marchar esta tarde, para manifestar el repudio a la violencia institucional ejercida.

El pasado martes 11 de julio el máximo Tribunal de justicia en Chile decidió no calificar como femicidio frustrado las agresiones de Mauricio Ortega contra Nabila Rifo, a pesar de haberle partido el cráneo, haberle sacado los ojos, abandonado semidesnuda y agónica con temperaturas bajo cero y que los peritos acreditaran que de no haber recibido ayuda oportuna no sobrevive.

Pudiendo marcar un precedente, desde la Corte Suprema se decidió minimizar la violencia extrema que vivió Nabila y, a su vez, enviarles un mensaje que solo colabora a desincentivar la denuncia, a cientos de mujeres que sufren violencia.

La rebaja de condena a Mauricio Ortega es una más de las manifestaciones de violencia institucional contra las mujeres. Afirmar que Mauricio Ortega no quería matar a Nabila Rifo, sólo muestra la impunidad y liviandad con que el sistema de justicia y sus operadores enfrentan el grave problema político y social que constituye la violencia que enfrentamos nosotras cotidianamente.

En el país 150 mujeres son atacadas al día. Durante este año 35.524 mujeres han denunciado violencia sólo dentro del contexto intrafamiliar. 39 hombres han asesinado a 39 mujeres sólo por el hecho de ser mujeres, y más del doble – al igual que Nabila- han sobrevivido a los ataques femicidas, pese al trauma, al miedo y la incompetencia institucional.

Al respecto Lorena Astudillo, abogada y vocera de la Red Chilena sostuvo que “la justicia ciega de la Corte Suprema se sumó a la violencia vivida por Nabila y, al mismo tiempo, nos violentó a todas. Es por eso que llamamos a marchar: no nos quedaremos tranquilas mientras las leyes sigan sosteniéndose en prácticas machistas”.

En Santiago, la marcha comenzará a las 19 horas en Plaza Italia y culminará en la estación de metro República. En Curicó, el punto de encuentro será la plaza de Curicó y en Concepción, el frontis de los Tribunales de Justicia a la misma hora indicada. En Arica se reunirán a las 18:30 hrs. frente al Banco Estado.

 

Las Re-sueltas Populares realizan cierre del ciclo de talleres “Jornadas para compartir entre mujeres”

El sábado 1 de julio entre 11 y 13 hrs.  la agrupación Re-sueltas Populares realizó el cierre de “Jornadas para compartir entre mujeres” en el parque La Castrina. Hasta el lugar llegaron las integrantes del colectivo así como también las participantes de los talleres y se instaló un stand con material informativo y creativo. Igualmente se llevó a cabo una acción en la calle para reflexionar con las mujeres de la comunidad.

La “Jornadas para compartir entre mujeres” fue un ciclo compuesto por cuatro talleres, completamente gratuitos, guiados por las activistas con apoyo de la Corporación de Desarrollo Integral de la Familia (CODEINFA). Se plantearon como un lugar de encuentro para conversar y compartir experiencias en torno a la violencia machista, el autocuidado, el placer y la sexualidad, entre otros tópicos que tuvieron como objetivo socializar los conocimientos y vivencias en un lugar de confianza y cercanía.

Declaración Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres sobre el fallo del juicio a Mauricio Ortega:

Hablamos de violencia institucional contra las mujeres cuando el máximo Tribunal de justicia en Chile decide no calificar como femicidio frustrado las agresiones de Mauricio Ortega contra Nabila Rifo, a pesar de haberle partido el cráneo, haberle sacado los ojos, abandonado semidesnuda y agónica con temperaturas bajo cero y que los peritos acreditaran que de no haber recibido ayuda oportuna no sobrevive.
 
Hablamos de violencia estatal contra las mujeres cuando se nos prohíbe decidir sobre el primer espacio que habitamos: nuestro propio cuerpo y se nos obliga irremediablemente a ser madres o a abortar en clandestinidad.
 
Hablamos de violencia institucional contra las mujeres cuando a una comunera mapuche, como Lorenza Cayuhán, se le obliga a parir engrillada, rodeada de gendarmes, en un acto que no es otra cosa que humillación, amedrentamiento, racismo y misoginia.
 
Hablamos de violencia estatal cuando el Estado permite que agresores de mujeres, como el Diputado Ricardo Rincón o el alcalde de cabrero Mario Gierke, ocupen cargos públicos y sigan tomando decisiones por todos los ciudadanos y cuidadanas.
 
Hablamos de violencia institucional contra las mujeres cuando a Nicole Saavedra la mantienen secuestrada durante una semana, es torturada, violada, y asesinada por ser mujer y lesbiana, pasa un año completo y su caso sigue congelado, sin imputados, sin avances y sin respuestas.
 
Hablamos de violencia estatal cuando Valentina Henríquez denuncia al ex vocalista de Los Tetas, Camilo Castaldi, por maltrato habitual y el resultado es una medida cautelar que sólo le prohíbe acercarse a menos de 200 metros de ella, como a cientos de mujeres cuyas historias no alcanzan tal visibilidad.
 
Hablamos de violencia estatal cuando el abuso y explotación de niñas en centros dependientes del Sename se hace una práctica naturalizada, y las muertes de cientos de niños y niñas que se encuentran bajo la supuesta protección de dichos centros siguen impunes, sin que el Congreso sea capaz de pronunciarse tras meses de investigación y discusión.
 
En el país 150 mujeres son atacadas al día. Durante este año ya 35.524 mujeres han denunciado violencia sólo dentro del contexto intrafamiliar. 39 hombres han asesinado a 39 mujeres sólo por el hecho de ser mujeres, y más del doble – al igual que Nabila- han sobrevivido a los ataques femicidas, pese al trauma, al miedo y la incompetencia institucional.
 
¿Qué tiene que pasar para que la justicia chilena nos crea a nosotras las mujeres que estamos siendo agredidas y que nos están matando?
 
Las niñas y mujeres tenemos derecho a vivir una vida sin violencia ¿Qué pasa, señores de las salas de la Corte Suprema, que pareciera que nuestra alerta, nuestras experiencias, nuestras vidas, o nuestras muertes, no califican?
 
La rebaja de condena a Mauricio Ortega es una más de las manifestaciones de violencia institucional contra las mujeres. Afirmar que Mauricio Ortega no quería matar a Nabila Rifo, sólo muestra la impunidad y liviandad con que el sistema de justicia y sus operadores enfrentan el grave problema político y social que constituye la violencia que enfrentamos cotidianamente nosotras.
 
Lo que pasa hoy nos indigna, nos avergüenza. Ya lo sabíamos, ésta es sólo una constatación más para asegurar que el Estado chileno no protege ni a las niñas ni a las mujeres.
 
¡Que la rabia nos movilice y nos reúna!
Con todo el cuerpo decimos: ¡Basta de impunidad! ¡Basta de silencios cómplices!
¡Cuidado! ¡La violencia institucional también mata!

Declaración de feministas sobre carabinero que confesó violar a mujer desmayada dentro de cuartel, quedando sólo con firma quincenal


Declaración de feministas sobre carabinero que confesó violar a mujer desmayada dentro de cuartel, quedando sólo con firma quincenal

  1. Toda la solidaridad y sororidad a la mujer agredida y violada, vulnerando su derecho fundamental, el estado está obligado a garantizar un trato digno y asegurar la integridad física, psíquica y moral de las personas privadas de libertad, un principio reconocido por el derecho internacional.  Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969), sostiene que “toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano” (art.5.2).
  1. Si bien la presunción de inocencia y el hecho que no tenga delito anterior son causas para dejar libre a el ex carabinero. Nosotras consideramos que es un peligro para la sociedad y nuestras compañeras mujeres.
  1. La violencia sobre nuestras cuerpas, ésta se ve todos los días en las violaciones y abusos sexuales cometidos principalmente por hombres conocidos y familiares directos. Se expresa en el acoso sexual, en las calles, la casa, el trabajo, la escuela, los institutos y universidades. Así como la violencia política del estado en la dictadura cívico-militar, violencia político-sexual que seguimos viviendo quienes nos movilizamos por nuestros derechos y por transformar nuestra realidad como estudiantes, trabajadoras, pobladoras, mujeres mapuche, lesbianas, trans, activistas, siendo golpeadas y abusadas sexualmente por la fuerzas especiales cuando nos reprimen.
  1. Estos hechos ocurren en el cuartel de carabineros donde, la mujer siendo custodiada por el carabinero, manifiesta que se siente mal y  se desmaya, donde ocurre el acto, posteriormente lo encara e  incluso manifiesta que ha sido abusada, nadie le presta auxilio, donde la institución de carabineros invisibiliza la denuncia de un presunto delito. Manifestamos nuestro rechazo a la complicidad de la institución de carabineros y exigimos que se investigue a cabalidad la situación, aclarando las responsabilidades de altos mandos y otros funcionarios en ese momento en ejercicio, además de aplicar todas las sanciones legales y administrativas posibles al formalizado. Creemos que Carabineros y la legislación chilena debe  dejar de tolerar y guardar un silencio cómplice de los actos de abuso, violación y ultraje sufridos por las mujeres.
  1. Lxs Feministas no dejaremos de gritar y manifestar que la impunidad para los violentadores, violadores y femicidas, no son opción, llamamos a NO CALLAR.
  1. Por  último, demandamos al estado  que adopte medidas ejemplares en cuanto a sanciones, sobre todo condenatorias en el ámbito de violación, acoso sexual y acoso laboral, también creemos es que es necesaria la educación no sexista y feminista en las instituciones, para condenar toda forma de violencia contra las mujeres. Asimismo,  no descartamos actos de manifestación  y funa si la medida de libertad continúa.

¡Contra la violencia del sistema, nos  organizamos!

¡Contra las violencias del sistema, “No a la extensión de la edad de jubilación para las mujeres”!

¡Contra las violencias del sistema, “NO Más AFP”!¡Contra las violencias del sistema, “no más criminalización del aborto”!

¡Todas las niñas y mujeres exigimos una vida libre de violencias!

¡BASTA de Feminicidios! ¡Basta de Lesbo/bi y Transfobia! ¡Basta de la usurpación de nuestros cuerpos y territorios!

¡Lxs Feministas alzamos la voz, contra el abuso sexual!

¡Porque Vivas nos queremos, Ni una menos!

 

Adhieren a esta declaración:

Coordinadora Ni Una Menos Región Coquimbo

Olla Revuelta

Red Chilena Contra la Violencia Región Coquimbo

Federación de Estudiantes Universidad de La Serena – FEULS

Colectiva Pussy Anti-patriarca

Coordinadora Acción Gabriela Mistral

Departamento de género y sexualidad UCN

Secretaría de Géneros y Sexualidades ULS – Segesex ULS

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres apoya a Carena Pérez, acusada de homofobia por el Movilh

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres apoya a Carena Pérez, acusada de homofobia por el Movilh


 

Santiago, 1 de diciembre 2016- Rolando Jiménez, del Movimiento de Liberación Homosexual, Movilh, ha realizado una irresponsable acusación contra Carena Pérez, Directora de una Casa de Acogida, por supuestas actitudes homofóbicas y discriminatorias, de las cuales se hacen eco varios periódicos digitales, sin siquiera corroborar la información y copiando la acusación del Movilh como si fueran hechos irrefutables. Tanto Jiménez como dichos medios han expuesto a las trabajadoras y a las mujeres que permanecen en esta Casa, al revelar información sensible y confidencial de un lugar al que las mujeres acuden para salvar sus vidas en grave peligro.

Ante esto, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres declara:

Hemos sido testigos de la larga trayectoria de Carena Pérez y el equipo de trabajo de la Casa de Acogida en la promoción de una vida sin violencia y la defensa de mujeres y sus hijas e hijos. Conocemos la responsabilidad, seriedad y compromiso con que asumen sus labores; así también el ambiente cooperativo y la voluntad de las mujeres que habitan la Casa por reconstruir su vida.

Repudiamos la superficialidad e imprudencia con que el Movilh y algunos medios de comunicación digital han tratado este asunto, pues se han basado en una sola versión de los hechos, sabiendo que la Directora no expondrá a la afectada ni a las demás mujeres de la Casa y seguirá cuidando este espacio de protección con el mismo compromiso que lo ha hecho hasta ahora.

Finalmente, esperamos que en adelante organizaciones como el Movilh y los medios de comunicación aborden problemas tan graves como la violencia contra las mujeres con mayor responsabilidad y altura de miras.

 

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres llama a manifestarse en contra de la violencia machista este #25Nov

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres llama a manifestarse en contra de la violencia machista este #25Nov


COMUNICADO DE PRENSA

25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres

559112_10151017326573192_278730508_n

 El 25 de noviembre es el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres. Desde 2005 la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres hace un llamado a la sociedad para salir a la calle a manifestarse contra la violencia machista.

Mientras alrededor de treinta ciudades se preparan para conmemorar el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, a tres días de esta fecha, María Fernández de 78 años y Mariela Bolvarán de 56 años han sido asesinadas por sus cónyuge y conviviente respectivamente. Si vemos con detención las cifras de violencia extrema (femicidios y violaciones) podemos darnos cuenta que bajo ningún parámetro éstos son hechos aislados: durante el 2015, 58 mujeres fueron asesinadas por hombres que eran sus parejas, ex parejas, hermanos, padres, padrastros, conocidos y desconocidos, que a fin de imponer su poder masculino, las mataron. En lo que va del 2016, ya 50 femicidas han asesinado a mujeres y niñas.

En esa misma línea en 2015 se registraron en Chile 2.754 violaciones. Según SENAME, el 84,7% de las víctimas de violación son niñas; el 85% de los abusos sexuales a niñas, niños y adolescentes son cometidos por familiares y el 96% de los familiares agresores son hombres.  Durante ese mismo año, 130.634 mujeres denunciaron agresiones por parte de su pareja. Del total de denuncias, sólo el 9,57% obtuvo condena. Esto es impunidad.

La violencia hacia las mujeres es multiforme. Las cifras de femicidios y agresiones sexuales muestran sólo algunas de sus manifestaciones, las más extremas. No obstante, la violencia hacia nosotras es transversal a todos los espacios y radica en la estructura misma de la sociedad. Está en la esfera pública y privada, y afecta a todas las clases sociales, edades, culturas y etnias, es decir, afecta a todas las mujeres y mantiene un orden social injusto. Se trata de un continuo de violencia arraigado en la cultura que atraviesa todo nuestro ciclo vital.

Pese a todo esto, tenemos la convicción de que es posible alcanzar una vida libre de violencia para mujeres y niñas.

El mes pasado las mujeres llenaron las calles en la marcha #NiUnaMenos, no sólo en Santiago, ni siquiera sólo en Chile, sino que en distintas ciudades y países de América Latina. Para este 25 de noviembre de 2016, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, esperamos que pase lo mismo: una movilización que dé cuenta de la magnitud de nuestro profundo malestar. Porque no estamos seguras ni en la calle, ni en nuestros empleos, ni en las escuelas, ni en nuestras casas. Porque las mujeres recibimos menores salarios por los mismos trabajos. Porque nos dan un trato sexista en la televisión, en la educación y en la publicidad. Porque seguimos sin poder decidir sobre nuestros propios cuerpos, con una ley de aborto en tres causales que sólo cumple el más bajo estándar ético y que pareciera dormir por siempre en el Congreso.

Cuando las medidas que propone el Estado son insuficientes; cuando las y los políticos no se hacen cargo de las problemáticas que aquejan a la sociedad; cuando el discurso de los medios de comunicación, las iglesias, los hogares, las escuelas y universidades no hacen más que reproducir los roles tradicionales y la misma violencia de siempre; ¿qué nos queda? Seguir cuestionando el orden impuesto, seguir luchando por nuestras libertades, e incrementar la magnitud de nuestra fuerza para no tolerar más la discriminación y la violencia.

Porque estamos seguras que nuestra lucha es necesaria,

por todas y cada una de nosotras decimos #NiUNaMenos, porque #VivasNosQueremos!

Con luto y con rabia -y con la convicción intacta- nos vemos este #25Nov!

25nov-ciudadess-3

Justicia para Nabila: Por una vida libre de violencia

13308709_10153903765178192_871264240886269557_o

Justicia para Nabila: Por una vida libre de violencia


En relación a los últimos acontecimientos relativos al caso de Nabila Riffo, como Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres quisiéramos llamar la atención a nuestra sociedad sobre algunos aspectos. Primero, es importante no perder de vista que la brutal agresión que sufrió Nabila se trata de un femicidio frustrado y que resulta, como en el caso de tantas mujeres, el punto cúlmine de una historia de violencia. Más allá de que el principal sospechoso, ya condenado anteriormente por un ataque gravísimo contra Nabila, sea o no finalmente declarado culpable, debemos recordar los hechos investigados: una cobarde agresión en e Nabila resultó con múltiples y graves heridas en su rostro y cráneo, y la pérdida definitiva de sus ojos.

Además, llamamos a la sociedad a no juzgar la posición emocional en que se encuentra Nabila en estos momentos. Recordemos que las mujeres que han sufrido una violencia tan extrema como ésta suelen encontrarse con un sistema judicial que sitúa toda la responsabilidad, tanto de los hechos como de los resultados procesales, precisamente en las mujeres en lugar de sus agresores. Todo ello, en un contexto donde las víctimas por añadidura reciben presiones de todo tipo, sea de los familiares de los inculpados, de la defensa, de la prensa e incluso de desconocidos que las juzgan sin ponerse en sus zapatos. Llamamos a todas las personas a reflexionar sobre la violencia contra las mujeres, sobre cuánto cada uno de nosotros y nosotras puede contribuir con una cultura que rechace la violencia machista. Finalmente, clamamos una vez más aquello que debería ser el centro de la discusión: ¡Justicia para Nabila!

NO71929_447867668191_5039670_n

Diez años de Campaña ¡Cuidado! El machismo mata. Una vida libre de violencia es posible

Diez años de Campaña ¡Cuidado! El machismo mata.

Una vida libre de violencia es posible


El año 2007, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres dio inicio a la Campaña ¡Cuidado! El Machismo Mata. Los principales objetivos de la iniciativa fueron identificar y nombrar las diferentes manifestaciones de violencia que sufren niñas y mujeres, desnaturalizarla y fortalecer el movimiento de mujeres y feministas, como estrategia para contribuir a su erradicación. La idea era impactar a la sociedad, sobre todo interpelar a las mujeres, haciendo un llamado a no tolerar y denunciar todos aquellos tratos o acciones que vulneren nuestras vidas.
El primer paso para erradicar la violencia hacia las mujeres es ser capaces de detectarla, pero ¿cómo se pueden detectar ciertas prácticas cuando éstas pasan desapercibidas o son aceptadas por ser consideradas “normales”? Para reconocer algo es necesario identificarlo. Esto que parece evidente, no siempre lo es. En una sociedad como la nuestra, donde el machismo está profundamente arraigado, dejar de concebir como “normales” las diversas expresiones y agresiones sexistas y patriarcales es una lucha constante.

Siempre hemos comprendido el valor y la importancia que tiene apoyarse entre mujeres y trabajar en conjunto (sororidad). Entendemos que para combatir el machismo, se necesita fuerza y cohesión. Es por eso que las numerosas organizaciones y colectivos que conforman la Red extendieron la campaña a lo largo de todo el país. Cuando las medidas que propone el Estado son insuficientes, cuando las y los políticos no se hacen cargo de las problemáticas que aquejan a la sociedad, cuando los medios de comunicación, las iglesias, el discurso en las casas, escuelas y universidades, no hacen más que reproducir los roles tradicionales y la misma violencia de siempre, ¿qué nos queda? seguir cuestionando el orden impuesto y luchando por nuestras libertades.

En estos diez años de campaña -teniendo presente que también hemos sido formadas en la cultura patriarcal- la reflexión y la acción colectiva no ha posibilitado profundizar en la comprensión del problema y socializarlo. A pesar de que el escenario sigue siendo complejo, a veces indignante, otras triste e injusto, tenemos la convicción de que es posible modificarlo.

 

La Campaña ¡Cuidado! El Machismo Mata ha logrado visibilizar las distintas manifestaciones de violencia, desde las más cotidianas hasta las más extremas y brutales, como el femicidio. Ha logrado que pongamos los ojos sobre nuestras cotidianidades. Nos ha permitido comprender que la violencia es transversal y estructural: está en la esfera pública y privada, afecta a todas las clases sociales, edades, culturas y etnias, es decir, afecta a todas las mujeres y mantiene un orden social injusto. Se trata de un continuo de violencia arraigado en la cultura.

 

A una década del inicio de la campaña, podemos decir que hay mucho trabajo por delante, pero cada vez somos más. En liceos, colegios y universidades las estudiantes se han organizado para exigir educación no sexista y para denunciar el acoso y abuso sexual aún cuando sus agresores muchas veces están blindados. Las organizaciones, como siempre, han generado discusión, acción y reacción para contribuir a la eliminación de la violencia contra las mujeres. El proceso de concientización y sensibilización ha sido potente, cada vez somos más quienes no estamos dispuestas a tolerar la violencia. Nuestra acción política enfrenta al machismo, repudia el silencio cómplice y la impunidad, promueve la organización y articulación de las mujeres como una estrategia de poder.

Son diez años de campaña, diez años creando conciencia a partir de la convicción de que una vida libre de violencia es posible. No estamos solas, somos miles las que repetiremos una y otra vez, y todas las veces que sea necesario: ¡Cuidado! El Machismo Mata.

 

Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres

                                                                                                                               Julio 2016

Declaración de Colectivo de Mujeres Desnudando

Declaración Pública

“Alerta de Género, Brutal Ataque a Nabila”

Violencia Machista en Aysén

Colectivo de Mujeres Desnudando

Coyhaique,  18 de Mayo de 2016


El escenario actual de la violencia de género en Chile y en particular, el escenario de violencia en nuestra realidad local como región de Aysén que se ha sido manifiesto en los hechos que afectaron y afectan a NABILA tanto en su realidad actual como futura nos llevan a declarar lo siguiente:

1.- Repudiamos enérgicamente los hechos acontecidos           el día sábado 14 de este mes, los que afectaron a una mujer de nuestra ciudad, agresión que la mantiene hoy con riesgo vital y a futuro con complicaciones fundamentales que harán difícil, por no decir imposible, su reincorporación a la vida cotidiana como la ejercía antes de que alguien decidiera agredirla y dejarla en estado grave.

2.- Exigimos al Ministerio Público y a las policías, Carabineros de Chile y PDI, la pronta reacción ante situaciones de violencia de género y que COORDINEN ACCIONES para dar efectiva respuesta a los requerimientos de investigación y justicia. Asimismo, que se pongan todos los recursos necesarios para que se identifique a él o los responsables y cómplices si los hubiera en el caso Nabila, para que enfrenten la sanción de la justicia. Exigimos que este caso de violencia de género y de connotación pública no quede impune o con dudas, tal como ha ocurrido en crímenes anteriores que han tenido a mujeres como víctimas de femicidio.

3.- Exigimos que se cree en la Región una oficina del Instituto de Derechos Humanos toda vez que es necesario contar con el apoyo de este Instituto para no cejar en la búsqueda de Justicia en los múltiples casos que no han sido resueltos: casos Aysén, muerte de mujeres sin resolver y causas cerradas por no contar con nuevos antecedentes, caso Carmen Montiel Rebhein y María Enedina Vargas.

4.- Motivamos a las municipalidades y gobernaciones a desarrollar TRABAJOS EN TERRENO enfocados a que las y los vecinos/as se conozcan, reconozcan y actúen de forma asociativa en dar solución a los problemas de seguridad comunitaria. En relación con la violencia de género instamos que en los establecimientos educacionales se generen espacios de reflexión. Que se haga uso de los medios de comunicación abordando la violencia de género y otros temas temas de bien común.

5.-. Destacamos la reacción solidaria, pública y constante de la gente de nuestro Coyhaique, Puerto Aysén, Cochrane, Puerto Tranquilo, Chile Chico, Villa O’Higgins, La Junta, Puyuhuapi, entre otras localidades que se han manifestado contra este hecho lo cual sin duda fortalece el trabajo contra la Violencia hacia las Mujeres no solo de la región sino de nuestro país ya que reconocemos la fuerza de la ciudadanía como protagonista de los cambios y realidades.

6.- Enfatizamos que si no fuese por esta acción ciudadana que en un acto político y de conciencia cívica sale a la calle y denuncia la VIOLENCIA MACHISTA, LA IMPUNIDAD Y LA INDIFERENCIA que en muchos casos deja libre al agresor, no se habría avanzado con la diligencia y fuerza con que se actuó en el caso de Nabila.

ES URGENTE LEGISLAR POR UNA LEY DE VIOLENCIA DE GENERO!!

Actualmente, muchas víctimas de violencia de género, sobreviven en una situación infrahumana imposible, en total indefensión; mujeres y niñas son violentadas, abusadas y asesinadas y no tenemos justicia, los agresores son absueltos y caminan al lado, LA INTITUCIONALIDAD NO NOS PROTEGE Y NOS DEJA A MERCED DE LA VIOLENCIA.

No tiene sentido alguno invertir recursos y avanzar con política de desarrollo social en diferentes ámbitos si no hemos resuelto la problemática de la violencia de género. Si no se legisla de forma efectiva para que las mujeres vivamos seguras en nuestra sociedad y tengamos justicia, no habremos dado ningún paso para avanzar el anhelado “DESARROLLO SOCIAL”.

7.- Exigimos introducir la perspectiva de género en todos los ámbitos de desarrollo social; no sólo a través de programas puntuales, que quedan a merced de las voluntades subjetivas de las autoridades de turno (es común escuchar “eso pasa por voluntades, la famosa política partidista”). Que se generen intervenciones sociales y educativas para resolver la problemática a través de acciones pertinentes y contextualizadas a las necesidades de cada comunidad.

8.- Desde nuestra trinchera seguiremos aportando y no bajaremos los brazos hasta conseguir JUSTICIA para NABILA y para todas las mujeres y niñas agredidas!!

COLECTIVO DE MUJERES DESNUDANDO